Sobre mí

Soy Eugenia y éste es un blog de escritura, de lectura, de inspiraciones, un lugar donde las musas podrán danzar y hacer presente aquello que está ausente.

La poesía fue una búsqueda y, de alguna manera, el descubrimiento de mi vocación. Descubrí en la poesía una nueva mirada, una nueva forma de decir, de comunicarme, de mantener encendida la llama de la palabra que quizás aún no había sido pronunciada.

Gestación es una palabra que puede simbolizar muy apropiadamente cómo fue y cómo es el proceso de búsqueda de la persona que anhelo ser, es un anhelo muy profundo de expresión del verdadero Ser.

Estudié Economía y hoy puedo decir que el haberme recibido quizás haya sido una senda por la que tenía que andar en esta vida para unir, para integrar, para acercarme a otro lugar donde poder desplegar mi sensibilidad, desde la materia que me dio esa profesión, desde el aprendizaje. Un lugar más cercano a mi anhelo. Me encontré con personas que fueron guías, que me tendieron sus manos y la inspiración fue entrando en mi vida. La creación. La palabra. Y el poder transmitirlo a otros.

También se gestó un hermoso espacio donde la palabra de otros y la propia juega en una transformación muy cercana a la alquimia. Es el Taller de Creatividad a través de la Palabra que tiene lugar en la Fundación Vocación Humana y que antes de tener esta forma, fue gestándose en mi casa con amigos que prestaron su alma para ayudarme a dar alas a mi vocación.

Tuve la fuerte necesidad de incorporar el cuerpo a la palabra. Es por eso que cursé el Instructorado de Yoga y actualmente doy clases de Hatha Yoga. Otro descubrimiento de una expresividad que creía dormida. A través del cuerpo también la palabra se expresa de manera simbólica.

Materia. Palabra. Cuerpo. Música. Amor. Todas expresiones de la Vida.

Gracias por leer y bucear por este espacio.


Algunas inspiraciones:

“El oficio de la palabra
es la posibilidad de que el mundo diga al mundo,
la posibilidad de que el hombre diga al hombre.La palabra: ese cuerpo hacia todo. La palabra: esos ojos abiertos.”

Roberto Juarroz