¿por dónde ingresa la luz?

Por la grieta

Por la herida

Por la boca y el silencio de esa voz

Por la música

el grito y la palabra hacia adentro

Por la raíz y los brazos que elevan a lo alto

la montaña vertical en sueños

y la profundidad del recuerdo

Por el búho

alerta en mi oscuridad

-ojos viscosos, sedientos-

Por el amor de los tiempos

y la escucha – pasión, rama entretejida- de un otro hacia mis manos

-caricias, susurros- de una piel a otra piel

capa externa de un adentro que late

Por la vida

respira

y porque respira

reúne

la grieta, la nota – sutura,  herida-

redime su muerte -en ese ir – hacia el nacimiento

de la luz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *