I, II

 

I

Nace con una llama encendida

se cierra se vuelve a abrir

se pronuncia rebelde se acurruca en la madre,

nutricia

Calma la rabia, amarilla como el sol como mi rostro al nacer

 

II

Balbucea pide entrega

soplos de vida

Al nuevo mundo todo es entrega, no perdona la ebullición en la oscuridad

la noche y mi boca de agua dialogan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *